jueves, 24 de mayo de 2012

Calamares de colores con arroz

Hoy os presentamos una receta muy original y con mucho colorido, un plato de
Paco Becerro, Lazy Blog.net, colaborador de nuestro recetario ''Cocina en un Fish Fash''. Unos calamares de colores con arroz que entran por la vista.
INGREDIENTES:
12 Calamares limpios de Pereira
1 Remolacha cocida, 
1 Rama de perejil, 
1 Rama de albahaca, 
Agua, 
Cúrcuma, 
Arroz, 
Sal y pimienta.


PREPARACIÓN:
Una vez bien descongelados los calamares, dentro de la nevera durante 24 horas, los limpiamos bien y separamos las vainas de los tentáculos, y sacamos la plumilla que contienen en su interior. Secamos bien cada pieza con un paño blanco y reservamos. 
Para teñir los calamares y obtener los tres colores que buscamos, prepararemos tres platos de la manera siguiente: 
  • En una batidora, licuamos la remolacha y pasamos el resultado por un colador, obteniendo un líquido color púrpura. Lo colocamos en el primer plato. 
  • En un segundo plato, disolvemos un par de cucharadas de cúrcuma (puede sustituirse por colorante alimentario) y removemos hasta obtener un líquido amarillo uniforme. 
  • En la batidora, licuamos la rama de perejil con unas cuantas hojas de albahaca en medio vaso de agua, y también pasamos el producto resultante por el colador, colocando el líquido verde en un tercer plato. 
Hacemos unas pequeñas marcas superficiales con un cuchillo a las vainas de los calamares, e introducimos 4 calamares en cada plato, y los dejamos una hora en remojo, para que tomen color y sabor. Preparamos un arroz cocido como guarnición y calentamos la plancha. Colocamos en la plancha los 12 calamares escurridos, distribuidos por colores, para que no se mezclen las tinturas, y los espolvoreamos con sal. Dejamos que se hagan un par de minutos por cada cara, y listos para llevarlo a la mesa. Es increíble como toman el color, y cómo cambia su sabor, con el marinado en estas tinturas naturales. 

1 comentario:

Susana dijo...

Me parece una receta muy original tiene muy buena pinta. Un saludo desde Entre cazuelas y fogones.