Recetas de pescado y marisco

martes, 4 de diciembre de 2012

Almejas a la marinera



Ingredientes:
- Almejas (medio kilo).
- Ajos (2 ó 3 ajitos).
- Aceite.
- Harina (una cucharada grande colmada).
- Vino blanco (un vaso).
- Perejil (poco, al gusto).
- Pimentón (dulce o picante) o guindilla (al gusto).
       
Elaboración: 
* Lo primero que vamos a hacer es disponer a mano todo lo que vayamos a necesitar para esta sencilla y sabrosa receta.
* A continuación, procedemos a lavar las almejas. (Para los que tengan menos experiencia, como es mi caso, agradecerán la siguiente explicación:
* Para lavarlas las limpiamos por fuera, poniéndolas bajo el grifo con un buen chorro, en un escurridor.
* Luego hay que hacer que echen la tierra, para lo que las introducimos en un bol con agua y sal y dejamos una hora.
* Después cambiamos ese agua por agua sin sal y dejamos al menos media hora que terminen de limpiarse, que a nadie le gusta el ""crack, crack"" al comerlas).
* Esto lo apartamos para dentro de un rato.
* Cogemos una sartén, echamos un chorrito de aceite (unas 2 ó 3 cucharadas soperas) y vamos pelando y laminando el ajo y picando el perejil y la guindilla (si decides usarla) mientras se calienta.
* Cuando el aceite esté calentito, vamos a hacer el sofrito, echando los ajos, el perejil y la guindilla (ésta última la vamos a retirar cuando esté el sofrito hecho).
* Lo tenemos a fuego bajito, moviéndolo, hasta que empiecen a dorarse los ajos.
* Ese será el momento de añadirle la cucharada grandota de harina.
* Seguimos moviendo y con el fuego bajo.
* Cuando esté bien mezcladito, vamos a echar el vaso de vino blanco, a seguir removiendo y a subir el fuego hasta que empiece a hervir.
* Entonces se añaden las almejas.
* Si creéis que hay poco caldo, es el momento de arreglarlo sencillamente, añadiendo un poco de agua.
* Vamos a ir viendo como las almejas se van a ir abriendo y ya podemos ir disfrutando de su aroma.
* Si a alguno os apetece echar el pimentón (dulce, picante o mezclado, como veáis), éste sería el momento.
* Cuando estén abiertas las almejas, emplatamos al gusto.