QUICHE DE MEJILLONES Y LANGOSTINOS



Esta quiche, o tarta, de mejillones y langostinos es tan fácil de hacer, como rica de comer.

Además, es diferente de  la mayoría de las quiches de verduras, llenas de nata y con muchos quesos

El único truco es hornear un poco y previamente el hojaldre y  cocinar en el micro durante 5 minutos  el puerro o cebolla que vayamos a utilizar.

Mejor os lo contamos...


Ingredientes para 6-8 raciones:

  • 1 lámina de hojaldre ultracongelado
  • 250 grs de mejillones cocidos ultracongeldos Pereira
  • 500 grs de colas de langostinos pelados y ultracongelados Pereira
  • 2 puerros
  • 1 tarrina de queso de untar
  • 5 huevos
  • 20 cl de leche
  • Pimienta y cilantro, o perejil 


Procedimiento:

Descongelamos los langostinos y los mejillones 12 horas antes de cocinaren la parte baja de la nevera.

Desenvolvemos la lámina de masa de hojaldre y cubrimos un molde apropiado con ella, conservando el papel de horno por debajo..
pinchamos con un tenedor la masa, para que no suba mucho, y, para evitar que se baje la masa de las paredes del molde, podemos hacer unas tiras de papel de aluminio y pegarlas a la masa.  El ejemplo lo tenéis en la foto siguiente.


Horneamos el hojaldre 15 minutos. si a pesar de pincharlo, se nos sube un poco en el horno, aún en caliente y con cuidado, lo podemos bajar con ayuda de un plato o tapa.

Mientras horneamos el hojaldre, pelamos, lavamos y cortamos muy finos los puerros o cebollas.

Los hacemos 5 minutos en el microondas, mejor en un estuche de silicona donde se cocinarán al vapor.

En un recipiente amplio, batimos los 5 huevos, añadimos el queso de untar, la leche, los puerros semi cocidos y la pimienta molida. NO añadimos más sal.

Retiramos las tiras de papel aluminio del molde y vertemos en él la mezcla.

Distribuimos los langostinos y mejillones sobre la masa y añadimos un poco más de pimienta.


Precalentamos el horno a 180 grados y hundimos bien en la masa los mejilones y langostinos para que no se sequen.

Horneamos unos 45 minutos. Si vemos que toma mucho color, pero aún no está cuajada, cubrimos con una lámina de papel de aluminio.

Comprobamos que la masa está cuajada. Dejamos templar, desmoldamos, y lista para disfrutar...

Con un poquito de cilantro, o perejil, le damos el toque decorativo verde necesario.






Comentarios