GUISO MARINERO DE POTA

Imprímela
CefalópodosPota
Guiso
De: Guisándome la vida
Dificultad Baja
Sin glúten, Sin lactosa, Sin huevo

2-3  comensales

1 kg de pota ultracongelada

300 grs de guisantes ultracongelados

8 patatas pequeñas

1 cebolla grande

2 dientes de ajo

1 cucharada de pimentón de la Vera dulce

100 ml de brandy

100 ml de caldo de pescado o agua

Aceite virgen, pimienta,  y sal.

 

¡Compártela en tus redes!

Un guiso marinero de pota como este nos puede trasportar, en un sólo bocado, a la cocina de nuestras abuelas.

A veces, nos olvidamos de la cocina de toda la vida, la tradicional y la buena. La buena cocina. Cocina, además, nada complicada, equilibrada y riquísima.

Este guiso marinero de pota es un magnífico ejemplo de todo ello. Y por no olvidarnos de algo también importante, resaltar que este cefalópodo ultracongelado PEREIRA es mucho más económico que otros de sus parientes que todos solemos consumir y valorar más.

Os aseguramos que este guiso de pota, en sabor y ternura, no tiene nada que envidiar a  muchos guisos de calamares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Procedimiento:

El día anterior a su utilización, descongelamos en la nevera las potas ultracongeladas Pereira.

Una vez descongeladas, les retiramos la cabeza y las tripas. Las limpiamos bien en agua. Con unas tijeras, cortamos las cabezas en  4 trozos dejando los tentáculos en parejas. El cuerpo de la pota lo cortamos en rodajas gruesas que luego cortaremos a la mitad. Reservamos.

En una tartera amplia y con un poco de aceite virgen, doramos los ajitos laminados. Cuando cojan algo de color, añadimos la cebolla picada y dejamos que se sofría con el ajo.

Añadimos la pota cortada y bien escurrida y la salteamos con el sofrito de cebolla y ajo. salamos ligeramente.

Añadimos las patatas peladas y cortadas en trozos como los de la foto. Salamos ligeramente y añadimos la pimienta molida.

Mezclamos  bien las patatas con el guiso anterior y añadimos brandy y pimentón.

Tapamos la tartera y dejamos que cueza todo a fuego medio  unos 20 minutos.  Cuando veamos que se consume el líquido, añadiremos, poco a poco, el caldo de pescado, o de agua.

Pasados esos 20 minutos, añadiremos los guisantes (mejor ya descongelados). Removemos bien y tapamos la tartera. Dejaremos cocinar todo junto otros 10- 15 minutos.

Y sólo nos queda preparar la mesa para comernos, antes de que se enfría, un quiso marinero de pota tan rico, como nutritivo y económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

¿Te ha gustado? Entonces, seguro que éstas también

Recetario Pereira 2020

Recetario Pereira 2019

Encuentra tu receta ideal

Menú